Trabajos verticales en Espacios confinados

Se define el trabajo vertical como el conjunto de accesorios y técnicas de trabajo en altura basados en la utilización de cuerdas, anclajes y aparatos de progresión para tener acceso a objetos naturales (arboles), subsuelo (pozos) y todo tipo de construcciones. La elección de este tipo de técnicas de trabajo en altura  es aconsejable en aquellas situaciones en  donde el montaje de andamios u otros métodos de posicionamiento tradicional como pueden ser las grúas conllevan grandes dificultades y/o suponen un mayor riesgo que el empleo de técnicas del trabajo en altura.

Frente a los métodos tradicionales (andamios) las comunidades de propietarios pueden utilizar las técnicas de trabajo vertical para la ejecución de un amplio abanico de tareas tales como: la aplicación de pinturas o materiales impermeabilizantes a las fachadas y la limpieza de las mismas; la instalación, reparación o soldadura de elementos; colocación de pinchos antipalomas; la reparación e instalación de canalones, bajantes y canaletas; tapado y sellamiento de grietas y juntas; colocación de losetas en balcones y cornisas; afianzamiento de forjados; reparación de humedades en cubiertas, instalación de salidas de humo etc.